EL ÁCIDO HIALURÓNICO

Tras éste nombre, tan aparentemente “químico” y artificial, se oculta una de las sustancias más poderosas, naturales y revolucionarias del mundo de la estética.

Estamos hablando de un producto 100% natural , que se encuentra presente en nuestra piel, articulaciones, ojos, sangre, en la matriz intercelular de los tejidos… que en éste momento está siendo empleado tanto en el terreno de la medicina estética como de la terapéutica, además de ocupar un lugar relevante en las formulaciones cosméticas de última generación.

Técnicamente es una gran molécula formada por cadenas de disacáridos, es decir de azúcares con gran poder de retención de agua, lo que se traduce en un alto poder de hidratación.

En el terreno de la terapéutica y por sus propiedades analgésicas y de “colchón” frente a golpes y lesiones, se está empleando como tratamiento de artrosis en infiltraciones con excelentes resultados, y dado que está presente en el humor vítreo, su presencia en colirios lubrica y protege los ojos de una forma natural

En la piel está presente en dermis, dentro de una sustancia fundamental en la que están situadas las fibras de colágeno, creando un entramado responsable de su volumen y tersura.

Es responsable de la elasticidad de la piel y por sus especiales características, actúa como barrera no sólo frente a los golpes, sino también frente a los agentes infecciosos.

En el terreno de la Medicina Estética es el material de relleno ideal, en primer lugar porque es natural, no crea rechazo ni reacción a cuerpo extraño ,al inyectarlo no modifica sus características y en segundo lugar, porque es temporal y reabsorbible , de manera que permite corregir errores , con la ventaja de que mientras permanece, aporta no sólo volumen y tersura sino además una profunda hidratación, que también se aprovecha en Mesoterapia.

A diferencia del Colágeno- en general de origen bovino – que también se emplea como material de relleno y que necesita modificar su molécula original, para que no produzca rechazo ni fenómenos alérgicos, la molécula del ácido hialurónico, es común a todos los seres vivos, no necesita ser tratada y además se puede obtener simplemente por Biotecnología , es decir, no de origen animal.

Físicamente tiene un aspecto bellísimo: limpio, transparente, denso…Apetece tocarlo y cuando se toca, la sensación es grata… ¡Superhidratante! y si bien al ser una macromolécula es difícil que penetre en la piel , su incorporación a las cremas aporta a la piel tersura, luminosidad, efecto “lifting” inmediato , mejora de la elasticidad , rellenando los pequeños surcos y por tanto aportando propiedades reales antiarrugas.

Podemos encontrarlo presente tanto en cremas hidratantes como antiarrugas, en concentraciones que van desde el 0,1% al 10% con resultados en esa misma proporción.

Una autentica maravilla a nuestro alcance

NUESTRA  RECOMENDACION:

Crema Hidratante de Papaya Victoria Caro

Contiene Acido Hialurónico 10%, Aceite de Jojoba, Aceite de germen de trigo, Aceite de Almendras dulces, Factor Hidratante Natural y un Complejo exclusivo de Aminoácidos, aportando hidratación y un alto poder de regeneración celular

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s